¿Un punto de inflexión para Europa? (Al Barth)

[Traducido del original en inglés.]

A finales de octubre, la red City to City Europe reunió aproximadamente a unos 500 líderes de 27 países en Berlín para hablar acerca de “El Evangelio y la Ciudad.” El evento fue organizado por un Equipo Ejecutivo de líderes y plantadores de iglesia europeos, y la invitación fue extendida –a través de una gran variedad de denominaciones y organizaciones, a todo aquél interesado en la obra pionera en el contexto urbano de Europa. 

Tim Keller fue uno de los tres conferenciantes principales. Esta ha sido su primera visita como conferenciante al continente [hasta el momento sólo había visitado las Islas Británicas]. Sus charlas giraron entorno a algunas características de la iglesia que desarrolla su ministerio en la ciudad. Tanto el reputado urbanista alemán, Frank Eckhardt, como el teólogo y profesor de la Free University of Amsterdam, Stefan Paas, presentaron sendas perspectivas sobre tendencias en las ciudades europeas y la naturaleza de la plantación de iglesias en el contexto urbano de Europa. Muchos más líderes hablaron de otros temas en los talleres [que tenían lugar entre plenaria y plenaria]. La combinación de toda la enseñanza que se dio, el calibre de todos los líderes allí presentes y lo grande del evento en sí daba la sensación de estar produciendo una sinergia que resultaba del todo fascinante observar. En el segundo día de la conferencia, se formuló una pregunta que desde entonces no pude sacarme de la cabeza: “¿Podría ser que esta conferencia representase un ‘punto de inflexión’ en un mover del evangelio en las ciudades de Europa?”

En su libro, La clave del éxito, Malcolm Gladwell define un punto de inflexión como "el momento de masa crítica, estar en el umbral de algo, el punto de ebullición.” ¿Pudiera ser que nos encontremos en un “punto de inflexión,” cuando las aguas se desbordan y un torrencial de iglesias cuyo énfasis es el evangelio empiezan a ser plantadas o revitalizadas a lo largo y ancho del continente, y miles de creyentes en cada ciudad se esfuerzan por vivir de acuerdo a las implicaciones prácticas del evangelio en público y en privado, en sus trabajos, sus familias y en las comunidades en las que viven? Tal vez así sea; sólo el tiempo lo dirá. 

Pero de una cosa estoy seguro: Hay un mover del Espíritu Santo. Este momentum que ahora vivimos como movimiento es algo que se ha ido formando. La gente está viniendo a Cristo. Se están plantando iglesias. Se han formado y se están formando redes para la plantación de iglesias en varias ciudades y regiones. Está emergiendo una nueva generación de líderes jóvenes con esperanza, coraje y visión para plantar nuevas iglesias en las ciudades de Europa. Muchos líderes denominaciones y de iglesias clave se están animando y empiezan a creer que puede haber un rebrote del evangelio en sus ciudades. Muchos parece como si hubieran empezado a estar menos pendientes de sus denominaciones para pasar ahora a estar más interesados en el Reino de Cristo.

Daba la sensación de que durante la conferencia podríamos haber traspasado la línea divisoria. Daba toda la sensación de estar en [el inicio de] un movimiento.

Durante más de diez años City to City ha estado trabajando silenciosamente entre bastidores ayudando a plantar aproximadamente una cincuentena de iglesias en las ciudades más importantes de Europa. Ahora, muchas de esas iglesias están plantando iglesias hijas o cooperando unas con otras para plantar más iglesias. Y ahora, con la creación de City to City, que es la red de iglesias y nuevas iniciativas que ha resultado de esa labor, estamos viendo cómo va tomando vida por sí mismo un movimiento urbano de plantación de iglesias en Europa. Aunque todavía se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo, sin duda gana fuerza y credibilidad por momentos. Creemos que en los próximos cinco años se plantarán aproximadamente unas 150 iglesias relacionadas [directa o indirectamente] con la red. Todas esas iglesias estarán asociadas con una gran variedad de denominaciones, asociaciones de iglesias y redes más compactas, y aún así apoyadas por CTCE. Se están creando mecanismos para proveer apoyo economico. Se están construyendo estructuras de liderazgo que animen a desarrollar capacitación, coaching y redes transdenominacionales prácticamente en cada una de las ciudades más importantes de Europa. Todo esto podría suponer que estamos entrando en un tiempo de importante renovación para las ciudades de Europa. 

Volviendo otra vez al libro de Gladwell—creemos que “las pequeñas cosas pueden hacer una gran diferencia.” CTCE en realidad es sólo una cosa pequeña, pero esperamos que sea de ayuda para la creación de un movimiento del evangelio en Europa.

***

Puedes encontrar audio y video de la conferencia aquí (el material es en inglés y es necesario registrarse para poder escucharlo).

Si quisieras apoyar a City to City Europe, puedes hacer tu donación aquí con Paypal (hay un pago de comisiones para las donaciones internacionales), o puedes donar para el coaching, la formación y el trabajo impulsor de Redeemer City to City.